Post excusa desde la tercera línea

Se acabó lo que se daba. 2008 se despide para siempre, a mí me mentan en un par de blogs, me anal-izan y agasajan con méritos tan desmedidos como dignos de agradecimiento y orgullo por venir de quien vienen, la sidra El Gaitero hace honor a su fama y okupa las mesas de nuestros humildes hogares mientras las uvas, envasadas por docenas, desaparecen de las estanterías de los supermercados y se dirigen a su ritual fúnebre, y todos nos llenamos la boca de propósitos de enmienda que se repiten impolutos año tras año. Podríamos reducir esta noche el año que se va a meses, los meses a días, horas, minutos y segundos, éstos últimos a nanosegundos, a infinitésimas de nanosegundo, hasta detener el tiempo en el momento en el que todo parecerá ir bien.

No deja de asombrarme el ser humano con su capacidad de imitarse a sí mismo. Aristóteles estaría profundamente orgulloso de nosotros. En unas horas y como un ritual vírico, millones de personas saldrán a la calle a celebrar la entrada de un nuevo año. Yo debería estar entre ellos, pero eso aún está por decidir.

Decidido.

Feliz año a casi todos.

3 comentarios:

Necronomicón.net dijo...
3 de enero de 2009, 22:45

Gracias por nombrarme…(http://capout.blogspot.com/2008/12/para-mi-que-lo-mejor-del-2008.html).
Feliz año nuevo. Ojala que los reyes se comporten como magos y sean majos.
Te leo.

Lau dijo...
8 de enero de 2009, 0:53

Hola :-) yo ya había pasado por aquí un par de veces y me gusta el blog.
Debo agradecer el contenido de tu comentario- no sé si desmentirlo sería de mala educación- y decirte que a una siempre le gusta que le digan esas cosas.

Saludos

Anónimo dijo...
12 de enero de 2009, 18:25

Hola,

dejate las polladas literarias y personales y sigue escribiendo de política, actualidad y todo eso. Me gusta, no te voy a engañar. Tengo la sensación cuando te leo de que estoy hablando con un viejo amigo en la barra de un bar, dando vueltas en un coche o fumando en la playa por la noche.

Me alegra que seas un poco menos perezoso. Pero lo sigues siendo, y yo más.

Espero acordarme de volver a leerte.

Un saludo