El metapost

Algo más de ocho mil visitas, algo más de ochenta posts, algo más de cien comentarios... Se acaba el año y los programas de la tele recitan los acontecimientos de los últimos 365 días como si de la lista de los Reyes Godos se tratara, y yo, obligado por mi vergonzosa falta de originalidad y las prisas de bajar a cenar con mi familia, me dispongo a repasar el pequeño vicio en el que se ha convertido este blog: política, música, literatura, sociedad, crisis (what crisis?), personajes varios y divagaciones personales han ocupado mi tiempo de sobremesa estos últimos meses. Releyendo mis propios textos, en ocasiones acabo disintiendo de los mismos en fondo y forma, y otras, las menos, encuentro en sus entresijos mis convicciones más profundas (que no inamovibles). Cada palabra, cada ilustración y cada título (titulo mejor que escribo, la verdad) han tenido un por qué, el mío, sin más intención que la de disfrutar con el sano ejercicio de la escritura y huyendo en lo posible de lo impuesto, lo adoctrinado y adoctrinador, y lo políticamente correcto por encima de lo correcto a secas. Gracias a los que me habéis dedicado unos minutos y, sobre todo, a los que habéis dejado un jirón de pensamiento con vuestros comentarios. Es mentira que los que escribimos lo hagamos para nosotros mismos sin importarnos lo que piensan los demás.

Paz, amor y salud para el nuevo año.

6 comentarios:

Galina dijo...
24 de diciembre de 2008, 21:10

Olvidas mencionar que escribes de PUTA MADRE

ruiz87 dijo...
24 de diciembre de 2008, 21:39

feliz navidad a ti tmb "J" ^^

Javier dijo...
25 de diciembre de 2008, 22:12

Feliz solsticio de invierno y que cumplan muchos post más.

Paz

simó dijo...
25 de diciembre de 2008, 23:28

es el primer post tuyo que leo, y desde luego el primer metapost (esto en general).
pero oye, muy contenta ^^

Francisco José Peña Rodríguez dijo...
27 de diciembre de 2008, 15:34

Me gusta la idea del metapost

MF dijo...
28 de diciembre de 2008, 14:16

Gracias a ti J por tu tiempo, por el entusiasmo que se desprende de tu trabajo, por despertar en tus lectores la reflexión, por esas palabras que nos permiten, por unos momentos, permanecer ensimismados delante del ordenador...

Espero poder seguir disfrutando de este pequeño espacio por mucho tiempo.