Pro bocando

La provocación es a menudo la vía más rápida y eficiente para despertar una reflexión. Ahora bien, la garantía de éxito queda minimizada en número y en una relación progresiva y contraria a la de la intención de la provocación a mayor grado de ésta última. Me explico, si es que puedo: si la provocación es menor, su respuesta será menos cuantiosa pero mayor su adhesión, probablemente por la simpatía que despierta en nosotros lo que se sale de la raya (siempre que sea otro el que se salga). Si la provocación alcanza unas cotas rayanas en "cosasconlasquenosetontea", se multiplicarán en progresión geométrica las reacciones a la misma, pero siendo menor, o incluso contraria en este supuesto, la relación empática entre estímulo-efecto. Vaya, tampoco he conseguido explicarme esta vez.

Probemos de otra manera:

http://martutenebreak.blogspot.com/

¿Ahora?

5 comentarios:

Necronomicón.net dijo...
18 de noviembre de 2008, 14:08

Cualquiera puede caer en una provocación. Caer en la segunda provocación del mismo sujeto o sujeta ya es más difícil. Hay entes que su nivel de provocación ya es mínimo; ya no existen tantos tontos (sujetos y sujetas que caen en más de tres provocaciones).
El perfil con el que él mismo se presenta hace que cualquiera “con dos luces” no quiera caer en la primera provocación.
Yo tampoco sé si me explico.
Saludos.

J dijo...
18 de noviembre de 2008, 15:26

A fin de cuentas, la provocación no es otra cosa que un estado reactivo dependiente del sujeto provocado. Es algo tan subjetivo que su esencia no se entiende fuera de determinados contextos. Es más, su naturaleza se encuadra más en el efecto que en la causa. El blog que apunto lo escribe una chica, cuyo alter ego no recuerdo (aunque lo buscaré más tarde), y no atiende a la provocación como leit motive, o al menos eso intuyo yo, sino más bien a la normalidad desde la ironía por encima de la denuncia política o social. La provocación no está en quien escribe, sino en quienes lo leemos. Igual no nos explicamos ninguno.

J dijo...
18 de noviembre de 2008, 16:14

Alter ego encontrado y blog recomendado.

http://madreidiota.blogspot.com/

Zurda dijo...
18 de noviembre de 2008, 16:38

Creo que la provocación en pequeñas dosis es saludable y puede desviarnos del "borreguismo" al que nos encaminamos irremediablemente. Pero a veces va a más y se convierte en un tocamiento de pelotas en toda regla, sin respeto ni educación.

ruiz87 dijo...
18 de noviembre de 2008, 18:10

yo creo q ante todo el respeto y la educacion si quieres provocar.
Si, te has explicado bien ^^