Apocalipsis. Capítulo 1.3.

Resulta que caminaba yo por el casco viejo de Murcia, confortablemente pertrechado por la inquietante voz del Sr. Chinarro (… lleva en los bolsillos una recompensa para quien apriete el gatillo…), cuando me encontré con la minimani estival congelada en la foto que antecede a este texto. La muchachada de la tierra del pijo, visiblemente nerviosa por la expectación de la turba que se iba arremolinando entre ¿cápasao? y ¿cápasaoargo?, se reunía como cada sábado noche de botellón, pero ahora ataviados con trajes de baño de la temporada pasada, binikis varios, cañas de pescar, tumbonas playeras, todo estratégicamente enmarcado ante una pancarta con el lema Esperando al cambio climático. Mala época han elegido los zagales para tan noble y preventivo propósito, coleando aún el invierno más largo, frío y lluvioso de los últimos años. Y es que ya no se sabe si lo del efecto invernadero, la capa de ozono, el cambio climático y el Sursum Corda es una milonga que, a lo timo de la estampita, sólo sirve para llenar los bolsillos de una cuadrilla de magngantes (de magnate y mangante) que hacen turismo en jet privado, alguno con su Nobel bajo el brazo, o realmente habría que ir empezando a poner las barbas a remojar: que si las temperaturas subirán un par de grados más pronto que tarde, que si el BIO Hespérides vuelve de la Antártida confesando que hay más hielo que en el congelador de un piso de estudiantes y es más el ruido que las nueces, que si estamos esquilmando los recursos naturales del planeta por mal uso y abuso de la energía, que si las multinacionales de la electricidad y el petróleo ganan dinero a espuertas en connivencia con gobiernos de aquí y de allá, que si el hombre está cambiando fatal e irreversiblemente el clima, que si dicho cambio sólo responde a los ciclos naturales de lo que viene a ser la bolica del mundo, que si noteechestantalacaMariPuri, que si el primo de Rajoy dixit… Yo, confieso, era de los escépticos.

Y digo “era” porque, apenas unos minutos después de abandonar la plaza donde hice la foto anterior, descubrí, ojiplático, que en el mismo centro de Murcia, una extraña plaga de animales ajenos a los manuales de biología empezaba a colonizar las copas de los árboles del Paseo Alfonso X el Sabio, señal primera e inequívoca de que la fauna local había sucumbido a las variaciones del clima mutando en especies que ríete tú de los basiliscos. Joder, ¿es que no lo veis? ¡Ya ha empezado! ¡Ha empezado! ¡Huid!


11 comentarios:

Sensei Katorga dijo...
19 de abril de 2010, 20:05

Ya sabía yo que Bob Esponja tenía que esta enfangado hasta las cejas en esto del cambio climático, por eso le tachan de gay, es el cabeza de turco de un movimiento contra Al Gore.

Sra Chinorri dijo...
20 de abril de 2010, 10:16

...Ya lo vaticinó Fernado Arrabal...

J dijo...
20 de abril de 2010, 15:59

Sensei Katorga: Pues qué quieres que te diga. Viendo el panorama, si se mete en política tiene mi apoyo para presidir cualquier gobierno, cuánto más el patrio.

Sra Chinorri: En dos semanitas podremos alabar y agasajar al Sr. Arrabal como se merece. El milenarismo se aproximaaa...

J.Lorente dijo...
20 de abril de 2010, 16:15

J, lo del Cambio Climático es, por supuesto, fruto de un ciclo natural. Ya ha habido otros cambios (Glaciaciones, por ejemplo) cuando no existía la laca. Pero lo cierto es que, desde hace años, lo estampos acelerando a base de malos hábitos... Y aunque el Hábito no hace al Monje, algo de culpa tenemos.

Y digo yo: ¿Es malo que cambie el Clima a nivel Mundial?... No, lo malo es que sea tan rápido que no nos dé tiempo a adaptarnos, que mira tú lo que le pasó a los Diplodocus por ignorantes.

El problema real reside en que estamos avisados desde hace mucho tiempo y no nos lo hemos creído, y ahora que tenemos el Cambio a la vuelta de la esquina, se nos pone cara de "¿aquícapasao?".

Por cierto, lo de la Fauna (que no deja de ser cierto) me ha hecho mucha gracia (sobre todo por la foto). Pero eso demuestra la clase de Cerdos Racionales que somos... Y ese es el Principio de la Aceleración del Cambio Climático, que nos la suda todo, como si a nosotros no nos fuese a tocar nunca... Pues que se lo digan a los Diplodocus.

Un Besazo, Amigo.

J dijo...
20 de abril de 2010, 16:33

J.Lorente: Lo que está claro es que, por encima de chistes y visiones apocalípiticas, la especie humana sólo es una casualidad parasitaria sin la que este planeta se autoregularía sin problemas.

Me alegro de tenerte de vuelta por estos lares.

Desclasado dijo...
20 de abril de 2010, 22:07

¡Dios mío! ¿Pero que todos los globos van a parar a ese "ocalito"?

marcela dijo...
21 de abril de 2010, 21:27

Sí yo tengo un mal cuerpo del carajo, estoy con el climaterio cambiado...
Un saludo, y a ver si nos inventamos algo que nos haga ricos. !Listos somos, pero parecemos idiotas!.

J dijo...
23 de abril de 2010, 15:58

Desclasado: En mi tierra se les llama calistros. Como el de Melibea, más o menos.

Marcela: ¿Hacernos ricos? ¿Más?

Amor dijo...
28 de abril de 2010, 14:10

Dios mío, otro murciano bloguero, nos veremos en el SOS, por lo que veo.

Tu entrada del cambio de hora es lo más bonito que he leído en blogs últimamente.

J dijo...
28 de abril de 2010, 15:09

Amor: Apuesto a que hay murcianos hasta en la mismísima Puerta de Tannhäuser. Y sí, iré al SOS. Soy el que no lleva pantalones de pitillo. Gracias por lo de "Cambio de hora". Un beso y vuelve cuando quieras.

Amor dijo...
28 de abril de 2010, 17:34

Yo soy la que no lleva gafas de pasta, quiero decir, que las tengo, pero que me voy a poner lentillas. Pásalo bien.